Estás en: Inicio / Programas / Mananas de Oro / ¿Por qué tocarte el ombligo provoca esa extraña sensación?, y mucho más

programas

¿Por qué tocarte el ombligo provoca esa extraña sensación?, y mucho más

2017-09-28 10:48:49

¿Por qué tocarte el ombligo provoca esa extraña sensación?, y mucho más

Hoy en 'Mañanas de Oro', con Freddy Morales, de 9 a.m. a 12 p.m., nos comentó varias noticias curiosas que te contamos a continuación:

Fue desarrollado un nuevo anticuerpo capaz de combatir el 99 % de las variantes de VIH: El nuevo anticuerpo capaz de combatir al VIH fue descubierto por un equipo de especialistas del Instituto Nacional de la Salud de los Estados Unidos, en conjunto con una firma farmacéutica de nombre Sanofi.

La idea de este equipo fue desarrollar una solución a partir de los anticuerpos naturales que algunas personas generan para combatir al virus. Mediante este método, los especialistas lograron combinar 3 anticuerpos individuales en uno solo, creando un nuevo anticuerpo más efectivo que puede combatir al 99 % de las variantes del VIH, a diferencia de los anticuerpos naturales que generalmente no llegan al 90 %.

El nuevo anticuerpo fue probado en 24 monos que, después de haber sido inyectados con el virus, no presentaron infecciones. Es decir que, además de combatir a la infección en el cuerpo, el nuevo anticuerpo también es capaz de prevenirla.

El nuevo anticuerpo se une a la base estructural del virus logrando de esta forma atacar a todas las variantes del VIH, casi sin importar qué tan grandes sean sus cambios. En palabras del Dr. Gary Nabel —miembro de la farmacéutica Sanofi— este nuevo anticuerpo "es más potente y tiene más amplitud que cualquier otro que se haya descubierto".

¿Por qué tocarte el ombligo provoca esa extraña sensación?: Resulta que el ombligo está conectado a las fibras que conducen a la médula espinal que en ese nivel también transmite información de la vejiga y la uretra a tu cerebro. Es por eso que al tocarte el ombligo, estás estimulando estas mismas áreas.

Al hurgar en el ombligo de algún modo estás engañando a tu cerebro para que piense que está recibiendo señales de otros lugares, imitando la sensación de necesidad de orinar o de hormigueo en la ingle.

Profundo, tras el ombligo, todo está cubierto por el peritoneo parietal, una estructura muy sensible y cuyas fibras nerviosas sensoriales van a la médula espinal y cuyos nervios envían la sensación acerca de la vejiga y la uretra al cerebro. Sin embargo, para que se transmita esta “falsa información” hay que tocar el “final del ombligo”, porque que solo introducir levemente el dedo en el ombligo no producirá la misma sensación.

Déjanos tus comentarios