Estás en: Inicio / Programas / Mananas de Oro / Crean el reloj más preciso del mundo, y mucho más

programas

Crean el reloj más preciso del mundo, y mucho más

2017-10-10 11:12:38

Crean el reloj más preciso del mundo, y mucho más

Hoy en 'Mañanas de Oro', con Freddy Morales, de 9 a.m. a 12 p.m., nos comentó varias noticias curiosas que te contamos a continuación:

Crean el reloj más preciso del mundo: El nuevo reloj atómico de átomos de estroncio, diseñado por un equipo de la Universidad de Colorado y dirigido por el científico Jun Ye, tiene una precisión es mucho mayor a la del reloj de 2015: no se retrasaría ni un segundo durante mil veces la edad del universo.

Funciona de la siguiente manera: los científicos colocaron los átomos de estroncio en un patrón de rejilla y luego los apilaron formando torres, en una estructura tridimensional, de manera mucho más eficiente que como se colocaban anteriormente los átomos de cesio: en concreto, diez millones de átomos por centímetro cúbico.

¿Podrían tus hábitos digitales indicar un trastorno mental?: Tom Insel, un psiquiatra investigador que dirigió el Instituto Nacional de Salud Mental y trabajó en una nueva unidad de atención de salud mental de Google llamado Verily, se encuentra desarrollando una forma de diagnosticar trastornos mentales usando la abundante información acumulada de los hábitos digitales de las personas.

El trabajo de Insel en Verily era descubrir cómo usar la tecnología para crear formas más rápidas, más baratas y mejores de ayudar a las personas con enfermedades mentales.

En Verily, Insel investigaba cómo utilizar los datos sobre el comportamiento del usuario que el teléfono inteligente puede recolectar, para crear sistemas que pudieran detectar y responder a la angustia mental antes y con más delicadeza. Al menos una docena de otras empresas de tecnología y salud y muchos investigadores académicos también están explorando cómo podrían utilizar la tecnología digital basada en datos para mejorar la atención de salud mental.

Sin embargo, Insel quería una plataforma más ágil, así que dejó a Google para unirse a una empresa mucho más pequeña, una startup llamada Mindstrong, para desarrollar modelos de evaluación de la salud mental basados ​​en cómo la gente usa sus teclados de teléfonos inteligentes. El primer paso en estos modelos es recolectar (con el consentimiento de los usuarios) la riqueza de datos generados por smartphones que pueden reflejar la salud mental: cómo se mueve, habla, escribe o duerme; si responde llamadas y mensajes de texto, en chats…; si está saliendo y cuán frecuentemente tanto lo hace.. Dichos datos pueden mostrar rápidamente cambios en el comportamiento, que pueden indicar modificaciones en el estado de ánimo.

La idea es usar esos datos para detectar y resolver problemas en un estadio más temprano, por lo que abordarlos puede resultar más fácil, evitando consecuencias para quien los sufre. Por ejemplo, cuando la psicosis no se diagnostica a tiempo, la persona puede aislarse, terminar sin trabajo y sin hogar.

Déjanos tus comentarios