Estás en: Inicio / Programas / Mananas de Oro / ¿Pensar quema calorías? Esto es lo que dice la ciencia al respecto

programas

¿Pensar quema calorías? Esto es lo que dice la ciencia al respecto

2018-11-28 11:14:09

¿Pensar quema calorías? Esto es lo que dice la ciencia al respecto

En 'Mañanas de Oro', con Freddy Morales de 9 a.m. a 12 p.m, queremos seguir alimentando tu apetito de conocimiento por eso te contamos que un profesor de la Universidad de Albany ha estudiado la interrogante acerca si el pensar nos ayuda a quemar calorías y su respuesta es positiva. Pensar quema calorías.

-> Escucha Radio Mágica en vivo, aquí

El profesor Ewan McNay afirma que nuestro cerebro funciona exclusivamente con la glucosa del azúcar a diferencia de otras partes del cuerpo. Si la actividad mental es intensa y extenuante requeriremos más glucosa para trabajar al menos en la parte de nuestro cerebro que se implica en esa actividad concreta.

McNay afirma que se queman más calorías cuando estudiamos o memorizamos que si estamos sentados frente al televisor. Sin embargo, esto no es significativo ya que el cerebro, aunque no lo empleemos intensamente, es el órgano que más cuesta mantener de los que tenemos en el cuerpo. Representa sólo el 2% del peso corporal y a pesar de eso consume más del 20% de la energía que necesitamos para vivir.

El cerebro medio en un día normal consume cerca de 300 calorías. Si el trabajo que hacemos exige esfuerzo mental, como mucho gastaremos 100 calorías más que alguien que esté viendo la tele o soñando despierto. 

En caso de que la actividad de nuestro cerebro durante aproximadamente 8 horas fuera tan exigente que implicase el uso de varios sentidos, como sería por ejemplo aprender a tocar un nuevo instrumento musical, el consumo de calorías podría subir a 200 más en esa jornada de trabajo. Sin embargo, se produce un efecto que seguro conoces cuando realizas una tarea mental intensa: a medida que disminuyen las reservas de glucosa del cuerpo disminuirá la capacidad de tu cerebro para mantenerse en ese trabajo tan exigente. 

El agotamiento aparece y no se puede mantener el mismo nivel de rendimiento cognitivo. Si en ese momento se hace un alto y se consume una bebida calórica o unos caramelos, el cerebro podrá reponer la glucosa, pero con esa ingesta superaremos fácilmente las calorías quemadas en nuestra actividad.

-> Ciencia confirma que escuchar música por la noche ayuda a dormir

-> ¿Sabías que hablar con tu mascota es un signo de inteligencia?

Déjanos tus comentarios