Estás en: Inicio / Programas / Mananas de Oro / ¿La luz tenue puede hacernos más tontos?

programas

¿La luz tenue puede hacernos más tontos?

2018-02-07 10:58:02

¿La luz tenue puede hacernos más tontos?

En 'Mañanas de Oro', con Freddy Morales, de 9 a.m. a 12 p.m, queremos seguir alimentando tu apetito de conocimiento. Hoy te contamos que una investigación de un equipo de neurocientíficos de la Universidad Estatal de Michigan (EE. UU.) ha concluido que pasar mucho tiempo en habitaciones y oficinas con poca luz puede cambiar la estructura del cerebro y dañar nuestra capacidad para aprender y recordar. 

Los investigadores estudiaron los cerebros de las ratas africanas de la hierba (Arvicanthis niloticus) (que, al igual que los humanos, son diurnas y duermen por la noche) después de exponerlas a la luz tenue y brillante durante cuatro semanas. Los roedores expuestos a la luz tenue perdieron alrededor del 30% de la capacidad en el hipocampo, una región crítica del cerebro para el aprendizaje y la memoria, y tuvieron un desempeño pobre en una tarea espacial con entrenamiento previo, en comparación con el grupo de control.

Las ratas expuestas a la luz brillante (segundo grupo) mostraron una mejora significativa en la tarea espacial. Además, cuando los roedores que habían estado expuestos a la luz tenue fueron expuestos a la luz brillante durante cuatro semanas (después de un descanso de un mes), su capacidad cerebral y el rendimiento en las tareas se recuperaron por completo.

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud, es el primero en mostrar que los cambios en la luz ambiental, en un rango normalmente experimentado por los humanos, conducen a cambios estructurales en el cerebro. 

Según los expertos, la exposición sostenida a la luz tenue condujo a reducciones significativas en una sustancia llamada factor neurotrófico derivado del cerebro, un péptido que ayuda a mantener las conexiones y las neuronas sanas en el hipocampo, y en las espinas dendríticas, o las conexiones que permiten a las neuronas comunicarse unas con otras.

"Dado que se realizan menos conexiones, esto reduce el aprendizaje y el rendimiento de la memoria que depende del hipocampo", dijo Joel Soler, coautor del trabajo. 

Déjanos tus comentarios