Estás en: Inicio / Programas / Mananas de Oro / Leer cuentos con tus hijos pequeños “acelera” su cerebro, y mucho más

programas

Leer cuentos con tus hijos pequeños “acelera” su cerebro, y mucho más

2017-11-27 11:22:27

Leer cuentos con tus hijos pequeños “acelera” su cerebro, y mucho más

Hoy en 'Mañanas de Oro', con Freddy Morales, de 9 a.m. a 12 p.m., nos comentó varias noticias curiosas que te contamos a continuación:

Leer cuentos con tus hijos pequeños “acelera” su cerebro: Son muchos los padres y madres que antes de acostar a sus hijos o en algún momento tranquilo del día leen un cuento a sus hijos. Los investigadores del Centro Médico Infantil de Cincinnati, dirigidos por el Dr. Hutton, creían que esta actividad además de estrechar vínculos entre los miembros de la familia tenía otros efectos positivos sobre el cerebro y aptitudes de los niños y decidieron comprobarlo. Su estudio se inició con un grupo de 22 niñas de cuatro años a las que se observó con una resonancia magnética funcional en el momento en que leían un cuento con sus madres. Los investigadores observaron que cuando las niñas interactuaban con las mamás, se interesaban por la historia y hacían preguntas sobre ella, se incrementaba la actividad cerebral. Concretamente en el lado derecho del cerebelo y es en este sector en el que reside la adquisición y el perfeccionamiento de las habilidades cognitiva. Especialmente es importante en temas relacionados tanto con la memoria como con la atención o con la resolución de problemas. 

¿Es depresión o tristeza pasajera? Así puedes diferenciarlas: En una entrevista para VIX, la psicóloga Yara Brom definió que la tristeza es una emoción. Se trata de un estado de ánimo que responde a un estímulo concreto. Cuando se te cae el helado al piso, sabes que te sientes triste porque perdiste dinero en vano y ahora las hormigas disfrutarán el postre que anhelabas tanto.

En cuanto el evento termina y asimilamos la pérdida, la tristeza desaparece. Se trata de un periodo de tiempo breve que suele ser interrumpido por otras emociones. Es decir, puedes pasar un día triste porque terminaste con tu novio, pero si alguien te da palabras de aliento o ves un video divertido, también eres capaz de sentir felicidad en medio de la tristeza. La depresión, en cambio, no es una emoción, es un estado de animo. La gran diferencia entre ella y la tristeza es su duración y lo que la detona. Para que una persona sea diagnosticada con depresión, esta debe durar aproximadamente 5 meses o más, como explicó Yara Brom. Es un evento constante, que no deja espacio a otras emociones. Cuando estás deprimido, ni siquiera las actividades que más amas logran sacarte de ahí.

Aunque una situación puede agravarla, la depresión no tiene un disparador concreto. Sentirse deprimido no responde a un sólo acontecimiento aislado, lo que complica su diagnóstico y tratamiento. No todos reaccionamos de la misma manera a las mismas circunstancias. 

Déjanos tus comentarios