Estás en: Inicio / Programas / Mananas de Oro / Los gatos no pueden saborear lo dulce, según la ciencia

programas

Los gatos no pueden saborear lo dulce, según la ciencia

2017-10-25 10:44:08

Los gatos no pueden saborear lo dulce, según la ciencia

Hoy en 'Mañanas de Oro', con Freddy Morales, de 9 a.m. a 12 p.m., nos comentó varias noticias curiosas que te contamos a continuación:  

Los gatos no pueden saborear lo dulce, según la ciencia:  En 2005 los investigadores Xia Li y Joseph Brand descubrieron que los felinos tienen una versión inútil del gen Tas1r2 y, por lo tanto, no son capaces de saborear las cosas dulces. Como su dieta está compuesta enteramente por carne y no necesitan carbohidratos para sobrevivir, la evolución hizo su trabajo y con el paso del tiempo dejaron de percibir el dulce de los alimentos.

Así que la próxima vez que vayas a compartir una cucharada de helado con tu mascota recuerda que no puede saborearla. No te sientas mal por él, por su salud es mejor que no pueda hacerlo. A los gatos también les falta una enzima clave para digerir el azúcar y los carbohidratos. Por eso, según Brand, es que hay tantos casos de felinos con diabetes, porque la gran mayoría de los alimentos para mascotas están hechos con harina y a los animales les hace mal. 

A tu gato no le interesan para nada tus chocolates, pero los científicos comprobaron que los perros sí saborean los dulces, así que ten cuidado cuando dejes tus golosinas en la casa.

La contaminación mata a más personas que el SIDA o la malaria: Una investigación sobre el impacto de la contaminación global en la salud pública y publicado por la revista The Lancet, reveló que el aire, el agua y el suelo tóxicos son responsables de la muerte prematura de 9 millones de personas cada año, más muertes que la cantidad de personas fallecidas por la guerra, el hambre, la malaria y el SIDA. 

El estudio. que extrajo datos del proyecto Global Burden of Disease de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió que la contaminación es tan peligrosa que "amenaza la supervivencia continua de las sociedades humanas", pues representa el 16% de las muertes en todo el mundo, 15 veces más que las muertes por guerra y conflicto, y tres veces más que las muertes por SIDA, tuberculosis y malaria combinadas.
 
La mayoría de las muertes se producen por enfermedades relacionadas con la contaminación, como enfermedades del corazón, derrames cerebrales y cáncer de pulmón; ocurre en países en desarrollo, sobre todo, donde la rápida industrialización combinada con regulaciones laxas se traduce en una mayor exposición a la contaminación tóxica del aire, el agua y del suelo para los residentes.
 
Estados Unidos y Japón encabezan la peligrosa lista de mayor número de muertes por contaminación (como la relacionada con los combustibles fósiles y la contaminación química).

Déjanos tus comentarios