Estás en: Inicio / Programas / Mañanas de Oro / Curiosidades de los perros; por qué no podemos olernos a nosotros mismos, y mucho más

programas

Curiosidades de los perros; por qué no podemos olernos a nosotros mismos, y mucho más

2017-06-02 10:49:55

Curiosidades de los perros; por qué no podemos olernos a nosotros mismos, y mucho más

La hora a la que comes altera tu reloj biológico: El cuerpo humano trabaja todo el día. Nuestras funciones biológicas siguen ciclos de 24 horas, o ritmos circadianos, que son cambios fisiológicos y mentales impulsados por nuestros relojes biológicos internos. Ahora, una investigación llevada a cabo por expertos de la Facultad de Salud y Ciencias Médicas de la Universidad de Surrey (Reino Unido), explica cómo podemos restablecer uno de estos relojes corporales. Con los horarios de comida. Recordemos que los ritmos circadianos son controlados, a su vez, por los llamados relojes maestros de nuestros cerebros. Este ‘reloj maestro’, no es sino un grupo de neuronas que se comunican entre sí y que se encuentran en un área del cerebro conocida como el núcleo supraquiasmático (abreviado NSQ), dentro del hipotálamo. El SCN tiene aproximadamente 20.000 neuronas o células nerviosas y el área cerebral en el que se encuentra (el hipotálamo) controla la temperatura corporal, el hambre y la sed. La investigación ha examinado el efecto de un retraso de 5 horas en los tiempos de comida en el reloj maestro del cuerpo, así como en sus varios ritmos circadianos periféricos.

¿Por qué no podemos olernos a nosotros mismos?: Si en vez del sentido del olfato, habláramos del de la vista, podríamos decir que los humanos somo “ciegos” a nuestro propio olor. Este fenómeno, que nos ocurre a todos, está cimentado sobre un hecho conocido como “fatiga olfativa” o “adaptación olfativa”. La fatiga olfativa es una cualidad de nuestro sentido del olfato y consiste en el hecho de que tras un cierto período de tiempo sometidos a un determinado olor, dejamos de percibirlo. Este hecho que puede ser positivo en muchas ocasiones, presenta también un peligro frente a sustancias peligrosas y es necesario tenerlo en cuenta para evitar accidentes. Sin darnos cuenta podríamos llegar a acostumbrarnos, por ejemplo, al olor del gas que lleva “mercaptanos” para que nos percibamos de su presencia y convertirse en indetectable para nosotros. La fatiga olfativa no tiene nada que ver con la “anosmia” que es la pérdida del sentido del olfato de manera permanente.

Curiosidades de los perros que quizás no sabías:

-También los perros ven a color, pero no con tanta nitidez como nosotros.

-Los perros tienen cerca de 100 expresiones faciales, la mayoría de esas expresiones son hechas con las orejas.

-Saben cuales son nuestras emociones. Esto debido a que pueden detectar nuestras emociones que se reflejan en nuestro rostro, son capaces de saber si estamos alegres, enfadados o tristes.

-Hay estudios que muestran que los perros pueden expresar celos. Al igual que los seres humanos, ellos tienen la misma hormona, la oxitocina, esa hormona está involucrada con las expresiones de amor y celos.

Déjanos tus comentarios

Escúchanos en vivo