Estás en: Inicio / Programas / Mananas de Oro / Esta es la razón por la que no deberías cenar tarde, según la ciencia

programas

Esta es la razón por la que no deberías cenar tarde, según la ciencia

2017-10-27 10:21:34

Esta es la razón por la que no deberías cenar tarde, según la ciencia

Hoy en 'Mañanas de Oro', con Freddy Morales, de 9 a.m. a 12 p.m., nos comentó varias noticias curiosas que te contamos a continuación:

Esta es la razón por la que no deberías cenar tarde, según la ciencia: Para la investigación, los expertos le pidieron a nueve adultos con peso saludable, que comieran tres comidas y dos snacks entre las 8 de la mañana y las 7 de la noche durante un período de ocho semanas. Luego le pidieron lo mismo, pero entre el mediodía y las 11 de la noche, otra vez, durante ocho semanas. Para controlar el sueño, se le pidió a los participantes que durmieran entre las 11 de la noche y las 9 de la mañana durante el mismo periodo.

Lo que reveló el estudio, fue que los participantes que comían más tarde a la noche, no solo aumentaban de peso sino que también aumentaban los niveles de insulina, glucosa y colesterol.

Durante la primera prueba, encontraron también que los participantes producían una hormona que estimula el apetito y ayuda a sentirse satisfecho por más tiempo, demostrando los beneficios de las cenas tempranas.

Según los expertos, comer más tarde promueve un aumento negativo de peso, energía y marcadores hormonales, como el aumento de la glucosa y la insulina y el colesterol y los triglicéridos.

La depresión aumenta el riesgo de muerte prematura: Los científicos analizaron los datos obtenidos de 3.410 adultos de la región atlántica de Canadá inscritos en el estudio del condado de Stirling, centrados en obtener una mejor comprensión de diversas enfermedades mentales. En la investigación actual, los autores estaban interesados en ver en qué medida la depresión estaba relacionada con un mayor riesgo de mortalidad y si este riesgo era diferente para los hombres que para las mujeres.

Realizaron su estudio durante más de 60 años, analizando los datos de los participantes inscritos durante tres períodos distintos: 1952-1967 (1.003 participantes), 1968-1990 (1.203 participantes) y 1991-2011 (1.402 participantes). La edad promedio de los participantes al momento de la inscripción fue de 49 años.

Una vez examinados los datos, los expertos observaron una fuerte conexión entre un diagnóstico de depresión y un riesgo significativamente mayor de mortalidad para los hombres en los tres períodos. Para las mujeres, sin embargo, solo se observó un vínculo entre la depresión y el riesgo de muerte a partir de la década de 1990 en adelante.

"Nuestros resultados muestran que un episodio depresivo confiere un riesgo elevado de mortalidad que eventualmente disminuye con el tiempo a menos que haya un episodio depresivo recurrente, en cuyo caso el riesgo de mortalidad asociado con la depresión sigue siendo elevado", aclaran los autores. 

Déjanos tus comentarios