Estás en: Inicio / Programas / Mananas de Oro / Siete alimentos que provocan mal aliento (sin incluir ajos ni cebollas)

programas

Siete alimentos que provocan mal aliento (sin incluir ajos ni cebollas)

2018-02-02 11:07:21

Siete alimentos que provocan mal aliento (sin incluir ajos ni cebollas)

En 'Mañanas de Oro', con Freddy Morales, de 9 a.m. a 12 p.m, queremos seguir alimentando tu apetito de conocimiento, por eso te contamos cuáles son los alimentos que acostumbras a comer y no sabías que te generaban mal aliento.

1. Lácteos

Leche, queso, yogurt, requesón, nata; todos estos alimentos contienen proteína lactosa, la cual provoca que los aminoácidos se acumulen en la lengua y los dientes. A su vez, las bacterias de la boca convierten a esos aminoácidos en elementos sulfúricos, que son los responsables del mal aliento.

2. Legumbres

Además de provocar gases, las legumbres también pueden dar origen al mal olor en la boca. Esto es porque contienen oligosacáridos como rafinosa, estaquiosa y verbascosa, mismos que no pueden ser metabolizados por el estómago ni el intestino. Una vez que se descomponen y fermentan, tienen un aroma muy característico (desagradable).

3. Brócoli

Contiene una gran cantidad de azufre, elemento que se libera a nuestro torrente sanguíneo después de digerir este alimento. Como nuestro organismo no puede descomponer el azufre, su olor queda en los fluidos como la saliva. Tomar mucha agua y lavarte la boca dos veces, ayuda a acabar con el problema.

4. Café

El café por sí mismo no provoca halitosis. Lo que ocurre es que tomarlo en exceso puede dar pie a la deshidratación, misma que ocasiona la proliferación de bacterias en la boca. Como ya mencionamos antes, esas bacterias son responsables del mal aliento. Para evitarlo, no te excedas en la cantidad de café que consumes y toma un vaso de agua al terminar.

5. Pastrami

Debido a que el pastrami está preparado en salmuera y lleva especias como el ajo, el pimentón y la pimienta negra, puede dejar un aliento poco agradable después de consumirlo. Sin embargo, basta con una doble lavada de dientes para deshacerse de él.

6. Jugo de piña

Aunque su sabor es dulce, en realidad es un líquido muy ácido que favorece el crecimiento de bacterias en la boca. Como sabemos, esto da lugar al aliento poco agradable.

7. Bebidas alcohólicas

No todo el alcohol que ingerimos es metabolizado por el hígado. El sobrante pasa a nuestro torrente sanguíneo y permea en las mucosas. El cuerpo lo elimina por medio del sudor, la orina, la saliva y el aliento. Esto ocasiona que la boca tenga un aroma desagradable.  

Déjanos tus comentarios